La huella

Y esta es la parte más importante de mi historia profesional: la huella.

Ojalá todo el mundo tuviera la dicha de recibir tanto de vuelta en su trabajo, y sentir esta emoción al  leer la experiencia de aquellos que confían en mi.

¡Gracias! Con el valor profundo de la palabra.

Descubrir la sala de María ha sido el mejor regalo que podría tener mi familia y yo. María es una guía excelente. Estoy muy agradecida.
Patricia Bouzas
Vigo, España
Gracias a la vida y el universo que te pusieron en mi camino. Sos un ser de luz, las lecturas y los 21 dias agradeciendo realmente han generado un gran cambio en mí. Gracias por traer paz a mi vida!! Excelente persona y profesional!! Ojalá algún día te pueda conocer en persona!! Besos!!!!!!!
Celina Rubiani
Temperley, Argentina
“María es de esas personas que con su dulzura y su sonrisa tranquiliza el peor de tus momentos. Su enorme generosidad y su gran profesionalidad la convierten en un ser excepcional. Sabe detectar enseguida la raíz de tu problema y sabe hacer que tú misma reflexiones para llevarte a la solución o asumirlo. Me siento tremendamente afortunada de haberla conocido. Es sin duda una persona que me ha ayudado a crecer y a dejar atrás muchos conflictos internos.”
Sandra Gil
Vigo, España
"Participé en el último taller de Constelaciones familiares que se impartió en la Sala de María, no es la primera vez que hago un taller con ella y nunca defrauda. Destacaría su entrega, dedicación, conocimiento y sencillez, que son las cualidades que pido a un terapeuta para sentirme segura en sus manos. Además de esto tengo que añadir su sentido del humor y el enclave de sus instalaciones, que son maravillosas. Gracias por todo."
Silvia Obeso
Vigo, España
Estoy tan agradecida al trabajo que hace La sala de María!! Os la recomiendo mil por mil. Por causas de lejanía no puedo trabajar personalmente en sus sesiones y talleres, sin embargo siempre que hace un trabajo grupal por redes sociales he participado y los trabajos han sido de una gran profundidad y sanación. Ella siempre acompañándome de cerca y dejando que yo descubra todo aquello que esta ya listo para aflorar. En el último trabajo me ha ayudado un montón a mirar mis sombras con amor, cosa que pensé que sería imposible. Gracias.
Laura Cantos
Toledo, España
La Sala de María es un lugar físico bonito y acogedor y puede ser un lugar dentro de ti, para recomponerte y comprenderte mejor... todo gracias a la labor y los conocimientos compartidos con María. Ella es una excelente profesional y persona.
Isolde Reimers
Vigo, España
excelente profesional !es un placer trabajar con ella y que nos guie en el camino del autoconocimiento.
Paula Graizer
Luján, Argentina
Para min a Sincronía é un bálsamo para o corpo; unha aprendizaxe profunda de min mesma física e emocionalmente; unha sorte de toques máxicos que fan soltar cargas invisibles a todos os niveis. Alégrome de veras de tela atopado.
testimonio loli
Dolores Tobío
Vigo, España
Recomendaría este espacio y a su profesional a cargo, por hacernos tanto bien! Por enseñarnos a que la felicidad no es una meta sino una forma de viajar!!!! Gracias por enseñarme que la felicidad es una actitud existencial!!!!!gracias totales!
Susan Allende
Lomas de Zamora, Argentina
Recomiendo los cursos de La Sala de María!!! son un viaje a recrearse a uno mismo!!! y lo mejor es que te sentis acompañada en cada paso, en cada tarea!!! se crea una energía muy especial!!!! Sumamente beneficioso.... Gracias María por tu profesionalismo!!!!
sincrinia testimonio Marcela
Marcela Battaglia
Buenos Aires, Argentina
Me encanta Maria y eso sin conocerla personalmente. El reto 21 días ha sido estupendo gracias a su ayuda y acompañamiento. Gracias de corazon
Sonia Mosquera
España
Recomiendo la aventura de Re-conocer tu propio cuerpo para Re-conectar con el y liberarlo de las tensiones adquiridas a lo largo de la vida, y en el día a día. Con la ayuda y las indicaciones de María, a nivel profesional y a nivel humano.
Eva Pérez
Ourense, España
Mi experiencia de 21 con La Sala de María me ha ayudado a trabajarme a mi misma, a redescubrirme, a repensarme a resituarme, a pararme un paso atrás para dos hacia delante. Un trabajo interno y externo guiado con una maestría genial por María y en un momento difícil en la vida de todo el mundo, no puedo estar más que agradecida por contar conmigo. Gracias María Gracias grupo.
Belén Sio
Vigo, España
Gracias María! gracias por los 21 días en estos días. Fue un bálsamo, un dar fortaleza, un seguir adelante, una mirada hacia adentro como nunca lo había hecho, un agradecer a cosas, personas, situaciones que son tan diarias y a menudo no las veo. Gracias al grupo por la fuerza, gracias por sentirlas tan cerca. Gracias . Me emociono
Vero Casoli
Buenos Aires, Argentina
Mi experiencia con María ha sido y esta siendo muy positiva, comencé probando una experiencia de 21 días de agradecimiento y al acabar este periodo se presento la oportunidad de repetir la experiencia y volvía a apuntarme siendo esta vez más gratificante que la primera, ya que se ha creado un grupo muy enriquecedor en el cual, el respeto, el compartir y realizar aportaciones es la tónica generar hasta el punto que de 21 días se prolongo a 33, luego a 44 y posteriormente se amplio a 70.En la actualidad este grupo resulta muy terapéutico y Maria nos anima y aporta ideas para profundizar en este proceso.
Yolanda Amaya
"Conozco a María desde hace algunos años y he asistido con ella a sesiones de syncronía, que es un viaje alucinante hacia el interior de uno mismo en el que te vas sorprendiendo de cómo tu cuerpo, emociones y pensamientos van transformándose con lo que María va proponiendo hacer, contando con su acompañamiento y guía constantes. Además, algo impresionante es notar cómo muchos dolores crónicos o agudos desaparecen. Incluso la postura cambia para mejor. Yo tenía, por mi escoliosis, la forma de la cintura diferente en los dos lados y, al hacer syncronía, se me igualaron. Me molestaba la zona del hígado y espalda y desaparecieron las molestias. También me sucedió lo mismo en el cuello. Y lo mejor es lo que te diviertes mientras lo haces y que parece algo mágico porque no se imagina uno que lo que está haciendo haga semejante efecto hasta que lo comprueba en su propio cuerpo. Lo último que he hecho con María ha sido el grupo de 21 días agradeciendo y un webinar sobre los patrones del sufrimiento. Siguiendo su línea habitual de trabajo, ha sido muy interesante y provechoso a nivel personal. Me parece excelente, tanto como persona como profesional. Tiene unos amplios conocimientos de muchos campos variados que comparte generosamente en su trabajo . Es muy cuidadosa, sensible, divertida, generosa, compañera, considerada, empática, amable, cariñosa...y mucho más! Yo recomiendo La Sala de María, sin duda, por profesionalidad y calidad humana. "
Paula Piñeiro
Padrón, España
Sabes? Quería contarte algunas cosas. Aquí los últimos meses han estado inmensos, y creo que eres en parte responsable de eso. Se me han revelado muchas cosas sobre mi sensibilidad desde que tuve mi constelación, y ahora creo que al fin entiendo bien tus palabras sobre cómo la mente bloquea el paso de la emoción y el sentimiento. No he podido ni siquiera leer, y eso que siempre he sido amante de la lectura. Sólo quiero sentir todo el tiempo, y cierro los ojos, o simplemente me dejó llevar, y mi mente se calla un rato. Es lo más hermoso que he vivido, incluso cuando lo que pillo adentro es una tristeza grande. Sin duda lo que siempre veo es que soy inmensamente sensible, y que siento a la gente como si estuviera dentro de mi, con mucha transparencia y empatía. Afortunadamente ahora puedo gozar de esa sensibilidad y también protegerla del daño. Gracias María. Otra cosa que ha sucedido es que de pronto toda la historia de mi vida ha comenzado a cristalizarse de algún modo, todo ese sufrimiento y eterno vacío que me mantuvo desde niña haciendo equilibrismo entre el vivir y el morir. Ese vacío invivible de pronto está en retirada, y entre el espacio que va dejando, un sentido hermoso va tomando su lugar. Las cosas, los eventos, la naturaleza, las películas, todo siento que de algún modo ahora me habla, me va mostrando un camino, y ese vínculo al mundo es ahora lo que más amo. Amo ese sentido y no puedo dejarlo ir, porque viví antes sin él y sólo podía desear morir de una vez. Ahora, hoy mismo, comenzaré mi escritura. No tengo idea qué escribir, me siento igual de inexperta como si fuera por primera vez a pilotar un avión. Pero no me importa. Me lanzaré y confiaré, y lo haré simplemente por amor y gratitud. Igualmente, te expreso aquí mi afecto y te doy las gracia, María. No sé qué se apronta a venir...algo ocurrirá conmigo. No tengo idea qué. Ya te voy contando. Espero que estés muy bien. Te mando un gran abrazo y muchos cariños.
Loreto Ayala
Chile