Siga avanzando porque la acción crea un impulso,
que a su vez crea oportunidades imprevistas.

Nick Vujicik

Ay, la vida se nos dio vuelta. Si, si.

Y no queríamos. Queríamos seguir tal cual, adaptándonos de a poco a los cambios. Porque si, tenemos frases dando vueltas como «la vida es cambio» pero nuestro cerebro lo único que pretende es ahorrar recursos y mantenernos a salvo. Y para ello, cuantos menos cambios, mejor.

Mucha ciencia, mucha técnica y el invisible nos pone a jaque bajándonos de la punta de la pirámide mientras nos dice: 

-sigues creyendo que para hacer hay que tener ganas, 

-sigues creyendo que las emociones vienen desde fuera, 

-sigues enamorándote de tus racionalizaciones mientras vives atrapado en un estado emocional mediocre y un cuerpo que no quiere moverse a pesar de estar diseñado exclusivamente para el movimiento y sin él se deteriora irremediablemente.

Si es que pareciera que la vida nos dio una buena patada para impulsarnos, queramos o no, hacia delante. Nos está diciendo claramente:»Tendrás computadora y SmartPhone, pero te sigue dominando el Neandertal que llevas dentro»

Un señor muy listo dijo

No sólo posponemos nuestras vidas hoy,
las dejamos hasta nuestro lecho de muerte.

Steven Pressfield

Nuestros mecanismos biológicos quieren mantener el equilibrio. Y cierto es que a nuestro cerebro primitivo le importa un rábano si somos felices o no. Le importa comer y salvar el pellejo y allí se queda, donde puede cumplirlo. 

Tiene 3 características: Ahorrar energía, evitar el dolor y buscar el placer. Como un animalito.

Pero hete aquí que evolucionamos con un pensamiento que no sólo se encarga de traer el pan para la siguiente comida porque se lo pide el estómago, sino que planifica el día, la semana y el futuro, no sólo propio sino el de su descendencia. 

Un cerebro moderno con demasiado futuro = ansiedad.

¿Podremos encontrar un punto medio? 

La vida nos puso en este brete (siempre nos acaba poniendo) y si no queremos ser devorados por la procastinación y la desidia de la mantita frente al fuego de la cueva (o Netflix) ni de la ansiedad fruto de adelantarnos al futuro catastrófico, es necesario empezar a utilizar nuestro neocortex de forma eficaz.

¡¡Buenas Noticias!! es posible. La homeostasis implica una capacidad de adaptación ACTIVA y lo que hoy te parece un sacrificio mañana será fácil… si lo haces.

Cuando ves la resistencia… ¡ese es el Neandertal!

Entre donde estamos ahora y nuestro potencial de grandeza vive nuestro reptil.

En lugar de pasar todo el rato «pensando» en cómo nos sentimos, sin hacer nada, llevemos a cabo nuestros objetivos a corto plazo ¡y luego nos sentiremos muchísimo mejor!

En lugar de hablar del amor que necesitamos ¡amemos!

En lugar de hablar de lo que es ser feliz ¡Fabrica tu felicidad!

Toca actuar, calzarse el chubasquero y salir a cazar en medio de la tormenta, aún sin ganas, aún a riesgo de mojarme un poco.

La ley del impulso dice que el impulso genera más impulso. Para muestra, un avión. El impulso nos da alas, sólo tienes que empezar.

Fabrica tus hormonas de la felicidad, mueve el esqueleto, respira profundo, baila, canta, proponte un objetivo a MUY corto plazo, y si te vas a quedar frente a la tele, que sea una peli de risa. 

Corta el mecanismo de ansiedad: mueve la tierra de tus plantas, limpia los vidrios, cepilla las juntas, corre, ten sexo. Gasta todas hormonas que te inflaman e intoxican como si escaparas de un león, con una actividad intensa.

Si pudiéramos ver tan sólo un segundo cómo nos sentiremos dentro de 10 años por no habernos dejado dominar por nuestros demonios hoy, podremos tranquilamente eliminar nuestros frenos. La diferencia entre una vida de frustración o una de crecimiento.

Hoy sabemos mucho de neurociencia. Seguimos teniendo el mismo cerebro regulando nuestras hormonas y con ellas nuestro cuerpo, pero también sabemos cómo estimularlo y romper el círculo tóxico. 

No hay excusas.

María Tizado

Empieza ahora mismo. Túmbate y dale al play

mariatizado

Caminando a tu lado desde 1987

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Martha Lucía Sundqvist

    Buenas noches, mi nombre es Martha Lucía Sundqvist y estoy interesada en participar en el taller del 7 de noviembre. Aún puedo inscribirme? Como es la inscripción? Gracias

    1. mariatizado

      Hola!! Puedes mandarme un mensaje desde «contacta» en el menú principal porque necesito tu consentimiento para poder enviarte un correo. También puedes encontrar toda la información clicando en Constelaciones astrogenealógicas en el pie de página. Gracias por tu interés.
      De paso te comento que las plazas para constelar están cubiertas y tenemos lista de espera. Hay sitio para participar como colaboradora. Un saludo!!

Deja una respuesta

Ver más

  • Responsable: MARIA HERMINIA TIZADO RIERA.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Raiola Networks que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.